Menú

Características Regionales

Cabeza: Grande, de aspecto cuadrado, de cráneo ancho. La longitud de la cara es normalmente inferior a la longitud del cráneo.

 

REGIÓN CRANEAL:

 - Cráneo: Cráneo ancho, con senos frontales bien marcados, surco craneal profundo dividiendo el cráneo en dos hasta el hocico. Stop pronunciado.

 

REGIÓN FACIAL

  - Nariz: Amplia, fosas nasales grandes y abiertas, de perfil anterior recto. En algunos ejemplares se presenta la denominada nariz partida o doble nariz, característica recogida mayoritariamente por los distintos autores clásicos. El color de la trufa y mucosas de acuerdo a la capa del ejemplar.

  - Hocico: Ancho y cuadrado. Longitud igual o inferior al cráneo. Perfil preferentemente recto, pudiendo estar la trufa ligeramente elevada con respecto al perfil del hocico.

  - Labios: Gruesos y colgantes que ayudan a dar el aspecto cuadrado del hocico. Bien pigmentados.

  - Mandíbulas / Dientes: Mandíbula fuerte, dentadura completa y cierre en tijera.

  - Mejillas: Maxilares con músculos potentes.

  - Ojos: Grandes y más bien redondos. Mirada frontal. Bien separados. Color castaño a miel.

  - Orejas: De porte alto e inserción amplia y por encima de la línea del ojo. Son gruesas y caen hacia delante, redondeadas, planas y anchas en la base y con el borde inferior redondeado. Extendidas sobrepasan la comisura de los labios.

 - Cuello: Ligeramente convexo, longitud media, grueso y bien musculazo, piel algo desprendida. Papada doble existente, pero no demasiado abundante.

 

Ir arriba