Menú

Trabajo, estilo y marcha

TRABAJO

El Pachón Navarro es un perro de muestra continental clásico, polivalente, de gran afición e inteligencia. Cazador apasionado, a pelo y a pluma. Sus principales aptitudes son las de un perro de muestra integral, de búsqueda segura, que caza debajo de la escopeta, en cualquier terreno y cualquier tipo de caza. Es un cobrador nato y sus facultades le convierten en un recuperador eficaz de piezas heridas.

 

ESTILO DE BÚSQUEDA

El Pachón Navarro es un perro de muestra especialista en terrenos abruptos. Valiente para la maleza, trabajador, metódico, minucioso, activo y alegre en el cazar, aprende fácilmente y caza generalmente cerca de la escopeta. El Pachón Navarro es un todo-terreno, trotador, vigoroso, resistente, capaz de tomar vientos en el terreno despejado y escudriñar en lo difícil de la vegetación o el monte bajo, adaptándose a las necesidades del terreno, a la pieza de caza, a la posición y la distancia del cazador.

 

 

Estilo de búsqueda 

 

La "inteligencia" del Pachón Navarro cazando le hace entender que no caza solo, sino con el cazador. El cazar cerca de la escopeta es producto de la comprensión de que se caza en equipo y esto lo va asimilando el Pachón a medida que va teniendo experiencia en la caza. Debido a su naturaleza cooperadora y a una selección ancestral en esa dirección, el Pachón aprende rápidamente a cazar para y con el cazador.

El Pachón Navarro combina sus aptitudes de vientos con su capacidad de rastro, alternando breves rastreos con la nariz en el suelo con toma de aires por arriba, cuando el viento y el terreno lo aconsejan. La búsqueda del Pachón Navarro debe de ser siempre vigorosa y activa, con nervio. En la búsqueda de rastros puede trabajar con independencia de la dirección del viento, alertando al cazador de las pistas de la caza.  Como perro ventor, el buen Pachón Navarro afloja su andar, ante la presencia de la pieza, levanta la cabeza hasta superar la línea dorsal y comienza sus movimientos más lineales. Trabaja duro en monte cerrado, rompe el monte bajo, esparteras y vegetación arbustiva, incluso entra en zarzas cuando se le acostumbra. Evidencia una tranquila combinación de búsqueda con decisión de la caza, codicia sobre el terreno y atención a la escopeta.

Es un perro trabajador, laborioso y aficionado, debe ser un trotador estricto, alegre, fornido, serio, fiable, sin muestras falsas, controlable en las asomadas. Sabe guardar la distancia de caza y generalmente caza pendiente del cazador. 

 

MARCHA EN LA CAZA

El Pachón Navarro es un trotador estricto, de marcha vivaz, de progresión horizontal, con ritmo alegre y constante. La cabeza y el cuello componen una línea horizontal, que bascula con arreglo a las necesidades de la caza, elevándola para ventear o bajando el hocico hasta el suelo para rastrear. El movimiento y el andar del perro, dependerán del terreno a batir; en terreno abierto, sin obstáculos, progresa con más rapidez, paso más ligero y pujante, sin abandonar el trote, aunque sea más largo. El tranco del perro en movimiento debe ser armónico, con brazadas elásticas, rápidas y extensas. La cola llevada en horizontal generalmente o ligeramente elevada o ligeramente caída, alegre, señala la presencia reciente de caza, en “caliente”, con más movimiento.

 

Ir arriba