Menú

Crónica II Memorial Manuel Conteras

La fuerza de la selección buscada en grupo

El segundo memorial Manuel Contera reunió en Guadalajara una veintena de perros y a más aficionados de los que cabía esperar, por la amenaza de lluvia en las dos jornadas. Es una clásica de codorniz organizada por el club de la raza y celebrada el primer fin de semana de octubre. Ideal para descubrir nuevos talentos y conocer cómo ha ido la temporada de cría. Desigual comportamiento de los ejemplares asistentes, a mil metros de altitud, en un terreno enmarañado, erial espeso con follaje excesivo, fruto de las lluvias primaverales, y reseco -después del verano- que hizo difícil el trabajo de los perros, especialmente áspero en dos de los tres campos.

El Círculo de Cazadores y Criadores de Pachón Navarro organiza pruebas monográficas de caza de carácter calificativo. Declaradamente no competitivas. Sin embargo viene siendo realmente costoso conseguir extirpar el gusanillo de la competitividad en los no iniciados. Se trata de ejercer una tutela sobre la raza enfocada a ser rigurosos en la selección y ensalzar los valores diferenciales y propios de una raza de perros inigualable para cazar a rabo. Competitividad a veces vestida de egoísmo y otras veces disfrazada de autoestima.  El individualismo del perro propio provoca ceguera. Nuestro trabajo didáctico nunca parece suficiente. Se necesita mucha información y un buen talante en los jueces amateur del Círculo para hartarse de kilómetros y evaluar en una prueba perros de los demás socios y participantes. Se necesita una gran dosis de generosidad por parte de criadores y cazadores para atraer a una prueba los productos del año y muchos de los propios reproductores para que sean juzgados por otros y expuestos a ojos de terceros. Todo sea hecho en pruebas de caza lo más parecidos a escenarios silvestres. Todo en un ámbito de rigor, esforzado voluntarismo, seriedad y exigencia que muchos aficionados terminan por rechazar porque le atrae más la chapuza o la jarana. Es un estilo de mejora basado en la colectividad, en el purismo recíproco, en la autoexigencia y en la disciplina de grupo para obtener mejoras. La fuerza de la selección ejercida en colectivo y con apoyos sinceros entre socios y simpatizantes. También en la diversión, que no falta, especialmente si ya conoces a los más asiduos del círculo.

Para el caso del neófito, se debería esperar un poco de prudencia, de entendimiento de los objetivos de mejora y de colaboracionismo. Sin embargo, algunos nuevos aficionados acuden sin aportar.  Por un lado, están los ‘voyeur’. Seguimos sin entender a esos cazadores mirones, que acuden a ver pruebas dejando sus pachones en casa o en el carro, los llevan pero no participan ni se mojan. No son bien venidos los llamados ‘sobraos’ que vienen a competir y quedar por encima. Se mezclan poco, recelan de los objetivos y hablan por detrás.  También están los que quieren entrar por la puerta de atrás, conscientes de que tienen un clamoroso perro cruzado. Son falsos y picarones como duros sevillanos. También están los veletas, ahora aquí mañana allí… Lo que parece que sí hemos conseguido en estos diez años de pruebas es que los perros cruzados nos rehúyen, temerosos de un revolcón de nuestro comité de admisión. A nuestras pruebas de caza no vienen, porque prefieren ponerse en la cola del RRC de las exposiciones caninas para que un indocumentado juez de belleza le otorgue un más que falso registro inicial. A esos disimulados cruzados tampoco los queremos. No es la primera vez que invitamos a salir del Círculo a aficionados poco rigurosos con los métodos y con el objetivo. Bienaventurados vayan los friquis y los petulantes.

Lo verdaderamente exitoso en nuestras pruebas monográficas es el afán de superación, la constancia y el compromiso. El reconocimiento consiste en descubrir las evoluciones de perros jóvenes que no son de uno haciendo virguerías con un año; o  ver tiernos cachorros parando codornices largas en sus primeras evoluciones delante de personas ajenas –juez, tirador, fotógrafo- sin titubeos en el TAN. Lo emocionante es redescubrir un macho verdaderamente mejorador por sus productos o ensalzar el progreso en la caza de perros que en exámenes anteriores pasaron desapercibidos. De detalles así estuvo plagada la prueba de Olmeda del Extremo. Así continúa la labor del hombre, don Manuel, que ejerció como patriarca, artesano y ejemplo en la recuperación y utilización de la raza entre cazadores. Más informaciones en www.pachon.info. 

Asamblea anual del Círculo de Cazadores y Criadores de Pachón Navarro.

La anunciada asamblea anual del Círculo se celebró el Guadalajara la tarde del sábado 2 de octubre 2010, con ocasión del Memorial Manuel Contera. A la ya anunciada renuncia a la reelección del presidente, D. Carlos Contera, se sumó el cese voluntario de D. Florentino Álvaro, ambos socios fundadores del Círculo, de forma que la junta directiva quedará en adelante conformada por los miembros de la candidatura sometidos a nueva elección y los anteriores:

- Presidente: D. Juan José García Estévez (nuevo en el cargo)

- Vicepresidente: D. Jordi Espuny (nuevo en el cargo)

- Secretario: D. Jodi Cabello (nuevo en el cargo)

- Tesorero: D. José Manuel Utrillas (reelegido)

- Vocal: D. Javier Alhama

- Vocal: D. José I. López García (nuevo en el cargo)

 

D. Carlos Contera ocupará una función técnica de consultoría y dirección de cría para los socios del Círculo y coordinación de la puesta en marcha del Libro genealógico y de méritos del Círculo, principal registro de la raza con más de 1500 inscripciones que podrá ser consultado y público en internet, principal inversión desarrollada por la directiva del club de la raza.

 

Ir arriba