Menú

Crónica I Memorial Manuel Conteras

Prueba monográfica de caza I MEMORIAL MANUEL CONTERA. GUADALAJARA

"Estivieron todos los que son. Son todos los que están"

El Memorial para homenajear la figura de D. Manuel Contera fue un ejemplo de participación personal y afluencia de ejemplares con gran calidad de raza del Pachón Navarro, que demostró una fuerte progresión con la entrada al panorama de la raza de nuevos ejemplares de gran estilo. En una serie de emotivos actos de reconocimiento al patriarca de la raza, un centenar de personas pasó el fin de semana viendo lo más escogido de la raza de perros navarros y tomándole el pulso a lo que serán lo reproductores de los próximos años. Fue la cita de los aficionados que tienen algo que decir en el Pachón, así que estuvieron los que debían estar y todos los que son. Organizado por el delegado del Círculo de Pachón Navarro en Madrid –Jesús López Hernán- y el presidente del club, Carlos Contera, fue una prueba clásica de codorniz donde jueces y perros alcanzaron buen nivel.

Los días 26 y 27 de septiembre se celebro en el pueblo de Olmeda del Extremo de la provincia de Guadalajara el I Memorial de Manuel Contera, participaron 25 perros estando dentro de la media de las demás pruebas. Se trabajo sobre codorniz, la prueba estuvo dividida en dos campos, ambos estaban emplazados en el transcurso de un arroyo seco que partía el campo de trabajo, sin embargo el campo tenía una buena visión para la evaluación de los perros y su formación en su gran mayoría constaba de medio pasto. Los dos días de la prueba empezaron con una mañana fresca pero a lo largo de esta las nubes empezaron a abrir y dejaron paso a un día soleado pero sin demasiado caluroso lo que nos benefició bastante para el perfecto desarrollo de la prueba.

En términos generales los perros presentados tuvieron un buen nivel. No obstante me gustaría mencionar también estuvo presente ‘Contador’ , un cachorro no participante de dos meses y medio, hijo de Dandy, que pese a su corta edad apunta buenas maneras, Pero tendremos que esperar un tiempo para ver como se desenvuelve en la prueba de TAN, no obstante no perderemos su evolución hasta dicha prueba.

En cuanto a los participantes tenemos que destacar que llegaron desde todos los puntos de España y muy a pesar nuestro muchos no pudieron asistir por que se limito el número de participantes a 25 perros entre todas las categorías, en cuanto al comportamiento de los asistentes destacamos que fue ejemplar. En el cierre de la prueba el tiempo empeoró pero nos dio una pequeña tregua para poder hacer la entrega de premios a los mejores de cada categoría. Puesto que era una prueba de valoración y no de competición se repitieron premio a los 5 mejores de cada categoría, como en la categoría de cachorro no se cubrieron los 5 premios, se repartieron en la categoría de selección. Los premios fueron jamones, trofeos y sacos de pienso Super Plan, al igual que en la prueba de Madrid se obsequiaron a los 3 jueces con un juego de bolígrafo y pluma a cada uno. La junta directiva del Círculo aprovechó la convocatoria de la prueba para celebrar su asamblea anual. En la web del Círculo se puede uno poner al día de los desafíos que emprenderá la asociación.

El Pachón Navarro está sometido a pruebas de trabajo de demostración al público desde la primera prueba celebrada en Navalpotro-Guadalajara en 2001. Esta prueba de Olmeda del Extremo ha venido a reunir a los fijos en la raza desde hace años y las nuevas incorporaciones de jóvenes comprometidos con caza y selección. Fuerte progresión en participación co un centenenar de personas en los tres días del fin de semana. En esta convocatoria, se viene a confirmar la dificultad de la participación de cazadores de a pie, que se muestran reticentes a tomar parte en una jornada de caza que reproduce las condiciones de caza menor tradicionales en gran medida. Otra de las tendencias a vencer es que los nuevos criadores participen dando a conocer sus perros e inviten a los cazadores que detentan sus productos a participar. Así el colectivo de personas, aficionados, criadores y técnicos alrededor de la raza puede observar cuáles son los logros o defectos (tipo y caza) de la cría ya extendida. De otra forma solo cazadores de perros Alajú predominan en las PMC de la raza en todos los ámbitos de su utilidad como perro de caza.

La prueba de aptitudes naturales TAN es la más básica y sencilla de nuestro reglamento de pruebas monográficas de caza PMCPN. Ahora se extiende a ejemplares hasta 18 meses y en el futuro será de obligatorio su superación para poder acceder a la reproducción y a otro nivel de pruebas, dentro del libro genealógico de la raza. Los cachorros participantes en la Olmeda venían de superar un verano sin codorniz así que las diferencias de madurez y destreza se aminoraban. Sin embargo, una mayoría de cachorros resultó suspenso. Unos por cuestiones formales o educativas de no entregar a la mano; otros por cuestiones de fondo –estilo y caza- que descalifican la proyección de sus reproductores y deben hacer reflexionar sobre la técnica de emparejamientos. Cuando un propietario aporta un deficiente cachorro en aptitudes naturales, quita merito al criador. Soñamos con una reacción del criador en positivo: traer nuevos cazadores para demostrar que aquel botón no sirvió de muestra, aunque la tentación es la reacción negativa, que consiste en no invitar a otros propietarios para evitar el riesgo de quedar en evidencia. El examen TAN está bien diseñado en el reglamento del club. Apenas requiere iniciativa -aun sin estilo-, parada incuestionable, tolerancia a las detonaciones, cobro a la mano. Realmente, solo serán reproductores aprovechables para la raza los perros que ya demuestren precozmente sus aptitudes naturales. La tendencia es fortalecer esta prueba y que todos los reproductores futuros pasen -a cualquier edad- por esta prueba, como sucede en razas europeas afines.

Destacó en esta clase la puntuación de “Alajú Sumo”, un macho propiedad de su criador. Es hijo de la célebre “Alajú Celta” que parece ofrecer estrellas de la raza en cada uno de sus partos. El machito apareció sin llegar al año, de bella estampa, con una muestra esbelta y estática, nariz por alto en esta caza sembrada y entrega impecable. A todos gustó la perrita de Francisco Nieto, una jovencísima tricolor en negro que perfeccionó su actuación con mucho estilo.

La clase selección (hasta cuatro años) es la que destinamos en el Círculo a examinar los futuros reproductores. De los perros ya conocidos, tuvimos la superior sorpresa de ver a “Alajú Zaca” en plena forma. Esta perra se perfila como una de las reproductoras de más futuro en la raza. Trae en sus predecesores lo mejor de la raza y pertenece ya a este proceso de síntesis de líneas puras que tan buenos resultados está dando. Acudió ‘Zaca’ a otras pruebas poco cazada y desubicada con pases mediocres, pero en la Olmeda salió la perra magnífica que esperábamos, ausente su conductor habitual –Tomás Urgel- la perra brilló por estilo, por parada, por facultades, por trabajo, por laceos, portó todo de maravilla, no dejó una codorniz en el campo, siempre en distancia, cien por cien en obediencia…¡Para aplaudir!. Es de las insignes perras que cualquier criador solo vendería a un buen amigo.

De entre los poco conocidos, acudió desde San Sebastián a la prueba Iván Díez con su perra “Alajú Jal” de la que se demuestra muy contento y no es para menos, porque la perra es joven y después del tute de kilómetros y hoteles –con lo que eso conlleva- tuvo una participación espectacular; en vientos y parada seguramente lo mejor del fin de semana. Destacó “Alajú Naca”, una perra de paso alegre, rabeo y estilo, con nariz por alto y que bascula a rastro con maestría. Es uno de los productos del que fue distinguido como reproductor recomendado ‘Alajú Doble’ y que demuestra que la elección fue sabia, porque ha dejado múltiples productos de calidad excelente. Que el aficionado siga la pista a estas perras y que descubra productos en paralelo en el esquema genético porque aquí no falla ¡ni uno! La faceta de los machos en esta clase es más importante para el futuro. Quizá el viento arremolinado a veces y la dificultad para los tiradores en preservar al público redujo la brillantez y las puntuaciones de algunos machos que sabemos a ciencia cierta que funciona bien. Los mejor clasificados “Alajú Dandy” y “Alajú Gelo” que no son noticia por su calidad ya vista. Esta crónica merece destacar la participación de la familia Contreras con sus perros, especialmente el macho “Alajú Orce’ que cuando lo hemos visto arranca frío y descolocado, aunque luego nos regala unos destellos de calidad inesperados. Ya pasó en Murcia con un postrero rastro a perdiz y aquí en el Memorial soltó su genialidad de cinco minutos estelares después de un paseo lánguido durante un cuarto de hora. Tras matarle la primera, el perro lo bordó con vientos, latigazos largos, paradas largas y hasta estilo al trote.

En la clase de trabajo, se vieron perros adultos dispuestos a demostrar valía en una caza fácil para ellos, con mucho mérito, pues a veces esta caza sembrada desluce las actuaciones de perros muy campeados en salvaje. Destacó la magnífica apisonadora de José M. Utrillas; dejó el campo despejado con estilo y temple. En la organización tuvimos que replantar piezas para que más de uno se divirtiera en la resaca porque después de la célebre ’Paloma’(Alajú Haz’) todos los presentes tuvieron la sensación de que allí no quedaron ¡ni cardos! Nos estamos estudiando prohibirle la entrada: que la traiga pero que no la suelte.

C.C.C.P.N.

 

Mi agradecimiento a los presentes y ausentes

Las gotas de lluvia del término de nuestra jornada de homenaje a la figura de Manuel Contera, mi padre, me privaron de enunciar un discurso repensado que seguramente los asistentes esperaban y a mi personalmente me hubiera gustado pronunciar… El temor a deslucir las jornadas me llevaron en última instancia a escribirlo, para que se lea.

El viaje a la Olmeda del Extremo con ocasión del memorial, fue para muchos un retorno al origen de la recuperación del Pachón Navarro en España. Después de treinta años, medio centenar de perros de nuestra estirpe son capaces de volver a lo que en realidad ha sido el santuario de la raza durante estos años. Una ermita sencilla con enormes cimientos que nuevamente mostré a los aficionados que así me lo pidieron. Unos buenos orígenes que el trabajo de unos cuantos criadores y cazadores del Círculo se propone engrandecer. Creo que la compañía de las personas que lo apreciaban y la participación de todos sus hermanos y sus nietos en el torneo era el mejor regalo que podía mi padre recibir en el aniversario de su muerte.

A la invitación pública para la celebración de este memorial se han agregado muchos amigos, buena parte de ellos estuvieron presentes también en el funeral. Y muchos más han excusado expresamente su presencia, por diferentes motivos, como era de esperar. La moraleja importante es que -en esta reunión de todo un fin de semana- estaban las personas comprometidas que tienen algo que decir y demostrar en el Pachón Navarro. Estuvieron todos los que son y deben seguir siendo. El colectivo que aporta esfuerzo a la raza y la enriquece. Ese es el colectivo de herederos de nuestro trabajo. Los cazadores que acuden a la raza y a su proceso de mejora, lo hacen hoy día más comprometidos con la calidad individual y colectiva. Esperamos que este nivel de exigencia y espíritu de revalorización de cada individuo de cada cachorro aumente, cuanto más se repitan estas reuniones de caza.

El próximo año, se cumplirán treinta del nacimiento de nuestra primera camada de Pachón criada con el objetivo cumplido de recuperar la vieja raza ibérica de perros de muestra.

Hemos vivido toda una historia de éxito en familia y contando con enormes amigos. Nuestro agradecimiento familiar, de mi madre y mío propio, a la generosidad colectiva, al reconocimiento y a la conmemoración por este grupo ejemplar.

Carlos Contera Alejandre

 

Ir arriba